CORBLAN dedicada a la fabricación de piezas para el sector aeroespacial, ha decidido implantar un Sistema de Gestión de Calidad basado en el estándar AS9100, para mejorar el servicio que presta a sus clientes.

 La Dirección de CORBLAN enfoca el Sistema de Calidad como una manera de organizar el funcionamiento de la empresa partiendo de unos pilares básicos como son la Calidad de sus productos, la satisfacción del cliente y la mejora continua de la eficacia del Sistema. Para ello, el Sistema de Gestión de Calidad de CORBLAN se basa en:

§  La Calidad y su mejora son responsabilidad de todos los integrantes de la organización empezando desde arriba.

§  La Calidad se obtiene planificando, ejecutando, revisando y mejorando el Sistema de Calidad, teniendo presente en todo momento el contexto de la organización, tanto interno como externo.

§  La Calidad está orientada hacia la Satisfacción de todos nuestros clientes (y partes interesadas), mediante el compromiso de toda la organización de cumplir con sus necesidades y requisitos, así como los requisitos legales y reglamentarios y los propios de los productos.

§  La Calidad orientada a optimizar los canales de comunicación con nuestros grupos de interés, principalmente con nuestros clientes y proveedores.

§  La Calidad se apoya en la Mejora Continua tanto de los procesos productivos y de prestación del servicio, como de la eficacia del Sistema de Gestión de Calidad en el que prevenir los errores sea un aspecto fundamental.

§  La Calidad nos dirige a prestar la máxima atención a la evolución tecnológica y a las posibles mejoras que las nuevas tecnologías pusieran a nuestra disposición.

§  La calidad apoyada en la Mejora Continua nos ayuda a cambiar día a día con las nuevas necesidades de nuestros clientes, creando un futuro marcado por la continuidad de nuestros valores y nuevas acciones y propuestas.

§  La Calidad requiere de la participación, el respeto y colaboración de todos, por lo que esta Política es difundida a todo el personal de CORBLAN para su conocimiento y comprensión.

Para la aplicación efectiva de estos principios, es absolutamente necesario el apoyo a los mismos tanto del equipo directivo como de la plantilla.